lunes, 21 de mayo de 2012

LA COMUNICACIÓN EN LA EDAD MEDIA 2

LA COMUNICACIÓN EN LA EDAD MEDIA 2

Durante la Edad Media la comunicación sigue siendo fundamentalmente no verbal. La lectoescritura es un conocimiento dominado solo por unos pocos, fundamentalmente sacerdotes, miembros del aparato administrativo de los estados incipientes y algunos miembros de la realeza. La Edad Media se extiende desde el siglo V hasta el siglo XV y durante esta época hay dos mundos que coexisten: la iglesia y el mundo laico o secular. Es la época de los señores feudales, de los caballeros andantes y de las Cruzadas, ya casi al final de ella. Gran parte del conocimiento occidental adquirido en el mundo antiguo y clásico de Grecia y el Imperio Romano fue guardado y transmitido por los árabes, quienes sí desarrollaron la lectoescritura e hicieron importantes avances especialmente en las matemáticas.
De nuevo nos encontramos con un mundo en que las comunicaciones entre los diferentes grupos humanos que lo componen esta constituido por el simbolismo que se le adscribe a los distintos elementos que componen la vida cotidiana. Durante esta época se desarrolla el gusto europeo por los escudos de armas, los pendones y los adornos del cuerpo humano, de los animales de guerra, de las naves, etc. Ese gusto por los adornos puede entenderse como una forma de comunicación pública: como la gente en general no sabe leer ni escribir, cada casa real, cada noble, cada conjunto humanos de la paz o de la guerra, debe hacerse anunciar por dibujos y colores que representen algo que les es común. Por ejemplo, los ornamentos de los guerreros vienen a reemplazar a las siglas modernas que exhiben barcos, aviones y blindados, indicando el país y el tipo de unidad al que pertenecen. El mismo sentido de anuncio público no verbal, es decir, destinado a los iletrados, tienen las figuras con que se anuncian las posadas de los caminos: "Las llaves cruzadas" “El Gallo Blanco”, “El Arado de Oro”, “El Dos Caballos”, etc. muchas de las cuales todavía existen en la Europa de hoy. Esto no es ninguna novedad entre nosotros ya que en Temuco y en casi todas las ciudades del Sur de Chile, existen tiendas, ferreterías y otros locales comerciales que se anuncian con figuras incluso reales, como “La Olleta” en Temuco, “El Gallo Blanco” en Chillán, y “La Bota Verde” en Santiago, entre machismos otros ejemplos que todos conocemos y que nos recuerdan una época no muy lejana en que teníamos una gran población analfabeta..
Todo indica que al menos para la Edad Media, la Iglesia Católica en Occidente y la Ortodoxa en Oriente, fueron las grandes promotoras de distintos tipos de formas de comunicación pública con alto contenido simbólico, especialmente en forma de iglesias con sus ornamentos y sus grandes representaciones del cielo y del infierno, como anuncio de lo que vendría con el Renacimiento posterior. En Asia en cambio, se desarrollaba una importantísima artesanía con representaciones de toda clase de figuras verdaderas y fantásticas que en el intercambio entre grupos y sociedades servían para comunicar diversas emociones y mensajes no verbales, como buenos deseos expresados a través del envío de ornamentos de exquisita manufactura.
Finalmente, hay que recordar que de la Edad Media se logró registrar durante la temprana Edad Moderna, cuando recién surgía la imprenta, una gran variedad de mitos y leyendas que demuestran el poder de transmisión de la cultura oral. No se trata de pensar que durante la Edad Media, la cultura oral fuera más intensa que en otras edad anteriores, sino que fue mejor registrada en épocas recientes.  
OTROS DETALLES:
Los medios y formas de comunicación: la importancia de lo oral y lo icónico va a continuar vigente porque un gran número de población es analfabeta. La cultura (pintura, escultura, etc) va a tener una función pedagógica y comunicativa, además de la artística. Sobretodo en las Iglesias (punto de reunión) se ve esto reflejado: las catedrales góticas eran como enciclopedias de piedra y vidrio, las cuales reafirmaban el orden establecido socialmente.


LENGUA ORAL: Como ya hemos dicho, la comunicación oral era básica en esta sociedad; los juglares y trovadores, recitadores de versos, son los máximos exponentes de esta cultura -la memoria seguía siendo imprescindible, incluso para los eruditos-.A partir del siglo XI y XII resurge la epopeya y la épica, que resaltaban los valores de la realeza, como p.e Cantar de los Nibelungos (Alemania), Cantar del Roldán (Francia) o Cantar del Mío Cid (España). Paralelamente, se crea una literatura con intencionalidad oral:-


SERMONES: parte de la liturgia o de la calle. Hechos normalmente por monjes y curas, escritos por tanto en latín (lengua culta) pero leídos en la lengua que la gente hablaba en cada lugar donde iba a ser narrado. Se perfeccionaron hasta originar “guías de sermones” o “guías de confesión”. Iban acompañados de los ejemplos.-


EJEMPLOS: ejemplificaciones de los sermones (basados en santos, elementos religiosos, parábolas, etc.) Con el tiempo se crean ejemplos nuevos, reunidos en libros como el de Clemente Sancho “Libro de exemplos”.-


SENTENCIAS: como la moraleja de cada historiaA partir del siglo XIII surgen las ÓRDENES MENDICANTES, sobretodo cuando las gentes viven a disgusto en las ciudades (expanden los sermones con gestualizaciones, etc. para impactar en las masas). Después de varias horas de sermones las gentes se autoculpaban convirtiéndose sus plegarias en exaltaciones públicas. Los DRAMAS SACROS eran obras teatrales religiosas que resurgirán con fuerza en esta época, ejemplo de ello son obras como “El misterio de Elche” o “El auto de los Reyes Magos”. La Iglesia intentó que la gente continuara su fe pagana haciéndola coincidir con nombres o referencias religiosas, como p.e el solsticio de invierno (NAVIDAD), imágenes paganas de mujeres (VÍRGENES).


LENGUA ESCRITA: la Iglesia era la que tenía el conocimiento heredado de las culturas antiguas (grecolatina). En el proceso de formación, a los monjes se les enseñaba en las escuelas oblatos a leer y escribir. Los monasterios debían tener los libros básicos escritos en el scritorium de otro monasterio. De una copia a otra copia habían diferencias –trasmisión de información cambiantes que se mejorará con la aparición de la imprenta-. Los libros se guardaban en la biblioteca pero no tenían ningún sistema de categorización; sólo se podían clasificar por los legados (libros donados por el sr. Tal, de monje Tal, etc).A partir del siglo XIII, con el auge comercial, las gentes comienzan a reclamar el acceso al conocimiento, y así se explica la aparición de las UNIVERSIDADES: escuelas, controladas por la Iglesia, para los hijos de los burgueses. Estas necesitaban una gran cantidad de libros y esto hace aparecer escritorios en las ciudades (comienza así el negocio del libro, no la industria –esta aparece con la imprenta-). Las monarquías sí apoyarán a los burgueses y a la formación de universidades (cosa que la Iglesia no lo hará) por conveniencias e intereses políticos (si apoyan a la burguesia , ésta no se revolucionará).El sistema de correo postal privado era exclusivo a las coronas y a ciertos burgueses influyentes, como era el caso de la familia Medicci o los Függer.Es muy importante la aparición en esta época del noticiarismo escrito: en un principio era información útil para los comerciantes, la cual se vendía en ferias y mercados. Los noticiarios vendidos se llamaban : Nouvelle a la main (en Francia), Flogui ó Avissi (en Italia) y Gacetas (en España.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada